¿Es seguro mantener relaciones sexuales en el mar?

Las altas temperaturas posibilitan a las parejas fantasear con la práctica sexual dentro de las piscinas o bien en el mar, pero la realidad es que no siempre es seguro. Precisamente, existen muchos mitos alrededor de mantener relaciones sexuales dentro del agua, pero la verdad es que no es 100% seguro.

En verano, lo que se practica en la intimidad del hogar hace que quiera llevarse al exterior, debido a las altas temperaturas ءىءء. Precisamente, el mar es un lugar perfecto para fantasear y querer tener sexo con la pareja o bien alguien a quien se ha conocido durante una noche de juerga.

Múltiples riesgos de practicar sexo en el agua

Practicar sexo en el agua puede acarrear numerosos riesgos, entre los cuales se encuentra la disminución de la eficacia del anticonceptivo. Precisamente, los métodos de anticonceptivo oral o bien el DIU no suponen mayores riesgos, en cambio, la utilización de métodos de barrera podría significar una disminución en su eficacia.

Especialistas en la cuestión informan que el preservativo puede volverse poroso aumentando considerablemente el riesgo a romperse, por lo tanto, lo que aconsejan es que la penetración se efectúe fuera del agua y luego sí, se continúe tranquilamente con la relación sexual dentro del medio acuoso.

Sin embargo, es válido aclarar que teniendo sexo en el agua, las posibilidades de embarazo se ven reducidas, debido a que los espermatozoides pueden salirse fácilmente y destruirse al tener contacto con el agua.

Aumenta el riesgo de contraer infecciones

Es significativo aclarar que al mantener relaciones sexuales en el mar o bien en la piscina el riesgo de sufrir irritaciones, sobre todo en la mujer, son realmente altas. Luego de mantener relaciones en el mar, el porcentaje de tener una infección es realmente alto, por lo tanto, los especialistas informan que se deben evitar dichos escenarios a la hora de tener intimidad con la pareja. Además, debido a que el agua del mar o bien de la piscina está contaminada, el riesgo de contraer una infección es superior que si se practicara en la cama.

Justamente, el agua elimina el flujo que tiene la mujer de manera natural al tener excitación, lo cual dificulta que la relación sexual se desenvuelva con total fluidez. Al no tener la lubricación correcta aumenta el riesgo de incrementar los roces, lo cual puede llegar a lastimar las paredes de la vagina.

Sin embargo, un punto a favor que tiene mantener relaciones sexuales en el agua es que aumenta considerablemente la libido y además permite a la pareja romper con la monotonía y la rutina que se genera en la pareja luego de años de estar juntos.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *